Smartwatches y pulseras de actividad

Smartwatch o pulsera de actividad. Cuál elegir y accesibilidad.


Los smartwatch y las smartbands se han convertido en la tecnología del momento pero ¿sabes cuáles son las diferencias y qué tipo de accesibilidad ofrecen? Te lo contamos.

Nuevas tecnologías para llevar en la muñeca

Uno de los gadgets que más ha crecido en los últimos años son las pulseras de ejercicio o smartbands y los relojes intelignees o smartwatches.

Un nuevo paso en eso de poder llevar todo lo que necesitamos con nostros. En este caso en la muñeca.

La reinvención de los relojes, sin duda. Y un interesante cacharrito para aquellos que nos gusta la tecnología.

Sin embargo, muchas veces nos encontramos con barreras de accesibilidad que excluyen a ciertos colectivos.

A día de hoy, con todo lo que se sabe, una empresa debería tener en cuenta la accesibilidad, no sólo como una manera de inclusión sino para su propio beneficio.

Mucha gente con discapacidad visual, por ejemplo, estaría encantada de poder utilizar este tipo de dispositivos pero debido a la falta de opciones de accesibilidad no optan por estas nuevas tecnologías o no las pueden aprovechar todas las funciones que ofrecen. Esto echa mucho para atrás a la hora de comprarlas.

Relojes inteligentes y pulseras de ejercicio

Existen multitud de dispostivos, marcas y versiones por lo que es complicado hablar en detalle de cada uno de ellos. De hecho, hay casos en los que la línea que separa a unos de otros es muy fina.

Sin embargo sí podemos hacer una comparación en general de lo que son las smartbands y los smartwatches.

Lo primero, y más obvio, es que ambos se llevan en la muñeca y tienen ciertas funciones en común tales como la hora, alarmas, diferentes tipos de medidores…

Pulsera inteligente o Smartband

La smartband está diseñada con una función principal que es la de controlar nuestra actividad física y también ciertos parámetros como la frecuencia cardíaca, podómetro o control de sueño. En este punto suelen ser dar resultados más óptimos que los smartwatches debido a su especialización.

Suele incluir también diferentes tipos de deportes o entrenamientos para que pueda rastrear con mayor exactitud el ejercicio que hacemos: correr, caminar, baloncesto, natación… Y, dependiendo del tipo de pulsera, pueden llegar a tener GPS, NFC, avisos de notificaciones o llamadas, etc.

Su diseño suele ser sencillo con correas normalmente de goma y pantallas con forma rectangular. Pueden ser táctiles o no. La conexión entre teléfono y smartband suele hacerse por wifi y GPS.

Lo mejor de este dispositivo es que es mucho más económico que los smartwatch y además mucho más ligero y cómodo en cuanto a peso y uso. Su batería es otro plus ya que puede llegar a durar incluso meses con una carga de apenas una hora. Y tampoco es necesario tenerla conectada al teléfono.

Como desventajas hay que destacar una que nos afecta en gran medida a las personas con discapacidad visual y es que, por ahora, no incluyen asistente de voz ni altavoces. Algo que complica mucho la accesibilidad.

Además las funciones son mucho más reducidas y no suelen tener compatibilidad con apps de terceros.

Es un dispositivo ideal para quienes están centrados en la salud, deporte y fitness.

Opinión de Xiaomi Mi Band 6

Reloj «inteligente» o Smartwatch

En cuanto a los smarwatches hay que destacar que son dispositivos más caros y con mucha más variedad de funcionalidades.

Tiene más conexión con el teléfono móvil, ya sea por WIFI o datos, lo que permite vincular llamadas, mensajes, correos, redes sociales… Algunos incluso permiten ver y responder notificaciones, dictar mensajes o enviar respuestas.

La actividad deportiva también la suelen monitorizar. De hecho suelen incluir casi todas las funciones de una smartband.

Su diseño exterior suele ser mucho más cuidado, más propenso a lucirse. Colores y diseños llamativos, correas de diferentes materiales…

Lo malo de estos relojes inteligentes suele ser su precio, bastante alto. Especialmente los de marcas de referencia como Apple o Samsung.

Y otro punto débil podría ser la batería. Mientras que las smartbands pueden durar semanas e incluso meses con una carga de una hora, los relojes inteligentes tienen una duración de 2 o 3 días aunque su tiempo de carga no supera las dos horas.

Sin duda un producto con muchas más funciones que una smartband. Ideal para quienes quieren estar al tanto de su teléfono, correo, redes sociales… Pudiendo gestionarlas desde el propio reloj.

Y en cuanto a accesibilidad…

He aquí la gran diferencia a día de hoy. Puesto que las pulseras de actividad tienen pantallas más pequeñas y no cuentan con altavoces ni asistente de voz, se convierten casi al instante en poco accesibles para personas con discapacidad visual o ceguera.

Relojes inteligentes accesibles

Dot Watch, el smartwatch en braille

Dot es, sin duda, el smartwatch más accesible para personas con baja visión o ceguera. Quizá no tenga todas las rimbombantes funciones de los nuevos relojes inteligentes de última generación, pero sí que nos ofrece las más utilizadas.

Lo que sería la pantalla del smarwatch es un panel con cuatro celdas braille dinámicas y dos sensores táctiles para desplazarse en la lectura. Los creadores afirman que con estas cuatro son suficientes para una lectura óptima. De hecho, ya hemos comprobado en el caso de Braibook, que con solo un espacio de caracter braille cambiable era posible leer libros.

Dot también cuenta con tres botones laterales que se pueden personalizar con diferentes funciones. Está fabricado en aluminio e inspirado en los smartwatches de Apple. Su batería puede durar hasta 7 días.

¿Y qué se puede hacer con Dot? Pues acciones tan sencillas pero necesarias como consultar la hora, contestar llamadas, cronómetro, cuenta atrás, despertador, leer mensajes de texto, notificaciones, redes sociales.

Puedes consultar más información sobre el dispositivo en su web oficial.

Te compartimos un vídeo de AliblueBox del funcionamiento básico del Dot.

Apple

En este 2021 se ha lanzado el Apple Watch Series 7, la última evolución de los relojes inteligentes de Apple. Aunque no han sido muchos los avances si que hay algunos que mejoran la accesibilidad de las personas con discapacidad visual. Sigue manteniéndose la corona giratoria y el botón físico.

Para las personas con baja visón o ceguera, Apple Watch permite la navegación mediante gestos y VoiceOver.

La configuración de la accesibilidad se puede realizar de varias maneras. Desde el propio dispositivo yendo a Ajustes del reloj, General y luego Accesibilidad. Ahí seleccionamos VoiceOver. (Para desactivar el lector de pantalla pulsamos dos veces en esa misma opción). También podemos hacerlo utilizando el asistente Siri. o desde el iphone vinculado en la app Apple Watch.

Para utilizar el VoiceOver se utilizan estos gestos táctiles. Deslizando los dedos de una manera determinada o con toques se puede controlar el volumen, pausar la lectura, retroceder, seleccionar un ítem, etc.

Pero no queda ahí la cosa, la ampliación de la pantalla respecto a modelos anteriores ha permitido tener iconos y fuentes de letras más grandes y también se ha mejorado el brillo. Detalles que o ayudan a una mejor visión.

Más medidas de accesibilidad se irán implementando paulatinamente: control por sonidos (para personas con limitaciones de habla)o ajustes de pantalla y tamaño de texto, por ejemplo.

Las funciones que incluye el último modelo, el Apple Watch Series 7, son: medidor de oxígeno en sangre, electrocardiograma, brújula, GPS, acelerómetro, detección de caída, registro de sueño, detección y notificación de lavado de manos y otros sensores de medición de actividad y ambiente. Además resistente a golpes y al agua hasta 50 metros.

Hay varios modelos que varían en prestaciones y precios. Por ejemplo, el Apple Watch SE es la versión más económica del Apple Watch Series 7.

Samsung

En el caso de Samsung podemos confirmar que es una de las marcas que utiliza Android que más ha mejorado e implementado la accesibilidad en sus productos.

Si hablamos de smartwatches o relojes inteligentes existen varias funcionalidades interesantes. Hay que tener en cuenta que dependiendo de la versión o modelo puede haber diferencias. De hecho, los más actuales dispondrán de más opciones accesibilidad.

Entre las funciones específicas para las personas con discapacidad visual destacamos:

  • Lectores de pantalla: que permiten utilizar el audio para describir lo que aparece en la pantalla o las acciones que estamos realizando. Los más usados son Voice Assistant o Bixby, nativos de Samsung.
  • Pantalla oscura. Si utilizamos únicamente el lector de pantalla podemos activar la opción «pantalla oscura» aunque estemos utilizándolo lo que garantiza nuestra privacidad.
  • Modificación de colores. Posibilidad de cambiar a escala de grises o a colores negativos para mejorar la visibilidad.
  • Zoom. Igual que en los móviles o tablets, dando tres toques en la pantalla se puede ampliar la imagen.
  • Avisos por vibración. Además de las notificaciones, es posible que el reloj nos dé la hora mediante vibraciones al pulsar la esfera con dos dedos.
  • Avisos por sonido. Para notificaciones de llamada, redes sociales, etc.
  • Acceso rápido al menú de accesibilidad. Se accede pulsando con tres dedos en cualquier parte de la pantalla.
  • Mejoras para la audición. Se pueden desactivar los sonidos o cambiar el audio de los auriculares de estéreo a mono.

Talkback en los smartwatch

Por su parte, Google ofrece una versión de prueba para utilizar TalkBack en algunos dispositivos Android.

Si aún no conoces TalkBack no te pierdas nuestro artículo.

Los dispositivos que están probando esta beta son el Huawei Watch 2 y el LG Watch Sport (Puede que cuando leas este artículo ya haya más wearables con esta opción o que ya sea una versión consolidada).

Para saber más sobre su configuración y detalles, no te pierdas este articulo de Google Support.

¿Smartwatch o smartband?

Si queremos comprar una smartband o un smartwatch, lo primero y más importante es verificar su compatibilidad con nuestro teléfono móvil atendiendo al sistema operativo que utilizan: iOS, Android o Wear OS, y a la versión de estos.

Aunque la pulsera de actividad se puede utilizar independientemente del teléfono, es verdad que perderíamos muchas funciones si no la tenemos vinculada a uno.

Además, también hay que tener en cuenta que algunas marcas importantes como Apple o Samsung suelen tener compatibilidad muy limitada a sus productos.

Y si lo que buscas es accesibilidad, antes de adquirirlo verifica las especificaciones del producto para ver si dispone de las funciones ya mencionadas o al menos las que necesitas.

En cuanto a uso, si vas a utilizar el gadget sólo para cuantificar el ejercicio o controlar ciertos parámetros de salud, lo más recomendable es la smartband. Más económica pero normalmente más precisa en estos aspectos.

Si, por el contrario, eres una persona de negocios o alguien que está (o tiene que estar pendiente) de correo, llamadas, redes sociales sin tener que depender del móvil, lo más acertado es un smartwatch.

¿Conoces otros dispositivos accesibles de este tipo? ¿Cuál es tu experiencia utilizando un smartwatch o smartband? Cuéntanoslo en los comentarios.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.