Lápiz sobre un papel cuadriculado. Internet

Internet, discapacidad, plagio y cabreo.


Los medios e internet tienen aún una asignatura pendiente con la discapacidad. Te contamos como está el panorama.

El mundo de internet

A veces los acontecimientos parece que se alían para llegar en el momento preciso y de la mano.

En una semana en la que cuestiones personales hicieron que no hubiese artículo, una noticia y un feo detalle hicieron que me plantease escribir estas palabras.

Por un lado, los medios se han hecho eco de una tesis que sobre la calidad de la información en internet sobre discapacidad visual.

Y por otro, la enésima vez que utilizan nuestra información sin consentimiento y plagiando los contenidos.

Hablemos sobre ello.

Información en Internet sobre discapacidad visual

«Cuidado informal de niños y adolescentes con discapacidad visual: afectación en la calidad de vida de los padres y análisis de páginas web como recursos para la alfabetización». Ese es el nombre de la tésis de Marta Lupón Bas, profesora de la Facultad de Óptica y Optometría de Universidad Politécnica de Catalunya (UPC).

Una investigación muy interesante que deja patente una situación que hace años venimos reclamando y que hizo que naciera este blog. La falta de información fiable sobre discapacidad visual y accesibilidad.

Según la autora: «La calidad actualmente es baja, insuficiente, como ocurre en el caso de otros temas de salud; la calidad en términos de confiabilidad y de legibilidad es muy mejorable».

No hemos tenido el placer de poder leer la tésis pero por lo coemntado en los medios y entrevistas que le han realizado, concordamos con su conclusión.

Quizá en el tema más médico o de salud no podamos opinar mucho, pero en cuanto a cuestiones de accesibilidad, tecnologías y avances en la inclusión sí.

La evolución de la información

Desde 2014, año en que empezamos con Ver Sin Límites, las cosas han mejorado. Por aquel entonces apenas había webs o lugares a los que acceder para buscar información sobre dispositivos, adaptaciones o noticias que hicieran la vida mucho más fácil a las personas con baja visión o ceguera y a quienes conviven con nosotros.

Esa necesidad fue lo que hizo que compartiésemos aquello que nos parecía interesante. Si a mí, como persona con discapacidad visual, me pudo ayudar, a otros quizá también. Esa era nuestra premisa. Y lo sigue siendo.

Con los años han aparecido muchos más medios y eso es un gran avance.

Sin embargo, quienes nos movemos por este ámbitos, muchas veces encontramos contenidos vacíos, repetitivos, consejos de dudosa calidad, pseudo terapias… Ese es el gran problema.

Es curioso que la información más trabajada, los estudios científicos, las investigaciones, los avances con bases sólidas suelen ser los más difíciles de encontrar.

Internet es una red global donde cualquiera puede compartir información y cualquiera puede acceder a ella. Eso puede ser una ventaja pero también un gran inconveniente.

La infoxicación está por todas partes. Es un hecho. Y para eso hay poca solución salvo la responsabilidad de cada uno en lo que publica.

Nosotras tenemos una premisa que es ofrecer información de calidad y contrastada. Hacer un artículo no es copiar cuatro cosas de algo que has leído. Se necesita investigar, buscar diferentes fuentes, intentar llegar al fondo de la cuestión y dar nuestra opinión sincera.

Ponerse en la situación de quién te va a leer. Ayudarle a que encuentre soluciones o le muestre algo que le pueda hacer la vida mucho más sencilla.

La cara fea de internet

Y es que no todo es color de rosa en la red. Ni para quienes leen ni para quienes publicamos.

Esa baja calidad en los información también se debe a la mala utilización de los contenidos. Al intrusismo y al plagio sin escrúpulos.

Este artículos quizá está escrito un poco en caliente pero con la sinceridad de quien a veces mandaría muchos años de trabajo al limbo harta ya de luchar contra lo mismo.

Sí, hablo de la copia de nuestro contenido en redes. Ya he hablado en otro artículo al respecto pero la historia se repite.

El colmo de todo esto es que quienes lo han hecho se erigen como paladines de la igualdad, la inclusión y el respeto a las mujeres.

Hace meses ya les comenté que lo que hacían (copiar entero o gran parte del contenido de nuestros artículos en Facebook) era plagio. Tuvieron el desdén de decir que no lo era porque cambiaron algunas palabras y otras lindezas. Al final nos aseguraron que no lo volverían a hacer. Pero no fue así.

Otra vez me he encontrado con gran parte de mi artículo copiado y ni siquiera han puesto enlace a la web. Pero lo más gracioso de todo es que, desde la última vez habíamos puesto un filtro anti-copia en la web. Y aún así se han buscado la forma de copiar. Increíble pero cierto.

Plagiando que es gerundio

Es muy fácil ganar seguidores con el trabajo de los demás. Más fácil sería compartir sólo el enlace para que la gente vaya al artículo original pero eso ya no les mola tanto.

Y yo me pregunto ¿Si la mayoría de su contenido es copiado qué ocurriría si las fuentes de dónde copian ya no publican más y desaparecen de Internet?

Porque si la gente no llega a las webs donde el autor se ha currado un artículo, este posiblemente piense que no merece la pena hacerlo.

Y no es una cuestión de dinero. ¿Cuánto crees que puede producir un anuncio en la web? Pues unos céntimos al mes…

Se trata de que quien se preocupa por sacar buena información, se documenta, crea un guión, organiza, redacta, maqueta, crea la infografía… Y ya no digamos el mantenimiento de la web. Se trata de un trabajo del que otros de apropian.

A mí me encanta informarme y transmitir aquello que me parece interesante. Sin embargo, por mi discapacidad, hay días que ni me puedo sentar ante una pantalla, con dolor de cabeza y ojos, con imágenes que se nublan… Y no siempre se tiene el tiempo para hacerlo tampoco.

Sigo aquí porque me gusta, porque nos gusta, pero hay días como hoy en que te gustaría dejarlo, aunque sabes que no podrías. VSL ya es parte de nuestras vidas.

Responsabilidad de todos

Este artículo no es un alegato para llamar la atención. Es sólo una reflexión. Nos alegra y nos anima un montón descubrir que la gente nos conoce, que nos apoya y, lo más importante, que les ayudamos, que os ayudamos. Esa es la fuerza que nos mueve.

Es fundamental que existan estudios como el de la profesora Marta Lupón Bas para que se tome conciencia de la importancia de la buena información y cómo eso puede ayudar a muchas personas que se encuentran de repente con una discapacidad y no saben bien cómo gestionarlo. O para aquellos que llevamos tiempo con ella y aparece algo que nos puede cambiar la vida.

Y sí. Es necesaria una mejor calidad en la información sobre discapacidad visual que se comparte en la red pero depende de todos crearla, reclamarla y apoyar a aquellos medios que consideremos que merecen la pena.

¿Y tú qué opinas? Puedes dejarnos un comentario sobre cómo crees que es la calidad de la información en internet o alguna experiencia al respecto en la zona de comentarios.


Un comentario sobre “Internet, discapacidad, plagio y cabreo.”

  1. Mi solidaridad y simpatía para con vosotras, y mi más absoluto desprecio para los plagiarios que se aprovechan del trabajo de los demás sin escrúpulos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.