Tarjeta de The Darkest Room - escape room a ciegas

The Darkest Room: una escape room inclusiva

Cuando se tiene una discapacidad visual, por ejemplo, pocas veces podemos disfrutar de un ocio verdaderamente inclusivo o en el que podamos aprovechar nuestras mejores habilidades.

Sin embargo la industria del ocio y la cultura está cambiando y mejorando la oferta. Hoy os presentamos una actividad muy interesante: The Darkest Room.

Inclusión y accesibilidad en el ocio y la cultura

La inclusión y la accesibilidad son términos que ya no suenan tan lejanos para el grueso de la población y que se empiezan a implementar en actividades para todos los públicos.

Tampoco es que haya una gran variedad pero la sociedad se va contagiando poco a poco de la necesidad de tener en cuenta la diversidad. No sólo por razones, digamos, sociales, sino también económicas.

¿Quién dice que una persona con discapacidad no pagaría por tener un ocio de calidad en igualdad? Sorprendería mucho al conjunto de la sociedad la participación de tanta gente con discapacidad visual, auditiva, física, intelectual o mental, o del tipo que sea, en acciones culturales si se les diese una verdadera oferta inclusiva y de calidad.

Pero la inclusión y la accesibilidad no son conceptos que exclusivamente afecten a la discapacidad sino que pueden ser muy beneficiosas para todos en general. De eso ya no hay duda.

Hoy os presentamos una actividad que promueve la inclusión en el ocio y que promete ser una gran experiencia.

The Darkest Room

El 21 de enero de 2019 abrió sus puertas en Madrid, The Darkest Room. Una escape room muy peculiar que os va a encantar.

Está situada en la calle Palencia n°31, muy próxima a las estaciones de Metro de Cuatro Caminos y Nuevos Ministerios.

Ya no es un secreto que las escape room son todo un fenómeno hoy en día. Sin embargo, esta tiene algo especial: se trata de una escape room que se hace totalmente a ciegas.

¿Qué es una escape room?

Antes de nada, para aquellos que no las conocéis, os dejamos una definición de lo que es una escape room o habitación de escape, según Wikipedia:

Es un juego de aventura físico y mental que consiste en encerrar a un grupo de jugadores en una habitación donde deberán solucionar enigmas y rompecabezas de todo tipo para ir desenlazando una historia y conseguir escapar antes de que finalice el tiempo disponible (normalmente, 60 minutos). Cada juego puede estar ambientado en un mundo completamente diferente, naves espaciales, búnkeres militares, casas encantadas, la guarida de un asesino en serie, el despacho del director de un colegio y un sinfín de temas.

Wikipedia

Una escape room inclusiva

The Darkest Room es una aventura multisensorial. Un reto apto para todo el mundo con o sin discapacidad visual (niños a partir de 6 años, adultos, personas mayores)

Una experiencia totalmente nueva e inclusiva para las personas con discapacidad visual pero abierto a cualquier persona. Todos en igualdad de condiciones.

No hay nada más gratificante que poder realizar actividades con amigos o familiares sin que, por una razón u otra, quedemos un poco al lado a causa de nuestra baja visión o ceguera.

¿Y en qué consiste?

Para disfrutar de esta escape room a ciegas hay que afinar el oído, el tacto y el olfato porque los necesitaréis más que nunca. Además, a pesar de no ver nada, os podréis mover sin miedo, porque no hay sustos ni elementos de terror.

Las pruebas que nos encontraremos son originales e inéditas, creadas desde cero para ser jugadas sin el sentido de la vista. Y todo sin renunciar a la esencia de los escape room: candados, enigmas, llaves, sorpresas, etc.

The Darkest Room combina elementos de los videojuegos accesibles y las dinámicas de grupo para niños con discapacidad visual. No tanto gymkanas o juegos físicos sino apelando más a los sentidos.

La habitación: La revolución de los murciélagos

La habitación donde se desarrolla toda la actividad se llama La revolución de los murciélagos y nos presenta una aventura de dificultad media-alta.

Todas las escape room se basan en una historia que hay que tener en cuenta para luego ir resolviendo los acertijos. En este caso es la siguiente:

«Un invierno nuclear de más de un siglo ha obligado a los ciudadanos de Madrid a vivir en los túneles del Metro y las profundidades, rebautizadas como La Madriguera. Los altos mandos del nuevo estado controlan a sus habitantes haciendo de la luz el bien más preciado y escaso, tanto que algunos han empezado a mutar genéticamente perdiendo el sentido de la vista y desarrollando los demás sentidos. Los llaman Murciélagos y para acabar con la tiranía están dispuestos a dejarse apresar para infiltrarse en las instalaciones de la Estación de Mando.

Una misión casi suicida, ya que en esas celdas solo entran los condenados a muerte 70 minutos antes de su ejecución. En ese tiempo deberán escaparse de los calabozos, infiltrarse en el despacho del Comandante y salir con la información necesaria para derrocar al gobierno».

Con estos antecedentes comienza la aventura. Como véis no es una historia de terror por lo que no habrá sustos ni actores sorpresa que nos puedan «molestar».

¿Cuántos jugadores pueden participar?

Tenemos la opción de elegir entre 2 y 5 jugadores. Lo ideal es que sean 4 o 5.

Según nos cuentan desde The Darkest Room, el juego puede ser factible dos personas aunque tienen que ser muy activas y tener experiencia en estos eventos. Tres está bien pero siempre que todos cooperen y no se duerman en los laureles.

Si os animáis a jugar es importante reservar hora en su web.

¿Cuánto tiempo dura?

El tiempo máximo que permiten para solucionar todos los acertijos es de 70 minutos. Una vez superado ese tiempo, aunque el equipo no haya conseguido salir, se terminará la sesión. Sin embargo, ofrecen la posibilidad de volver a hacer el escape room otro día, con un cupón descuento, o que nos enseñen la sala con luz para descubrir aquello que no conseguimos descifrar.

Antifaces, gafas, ropa cómoda y demás consejos

Evidentemente, para que todos estemos en igualdad de condiciones, y a pesar de la oscuridad, es necesario utilizar antifaces. Por lo que nos cuentan son amplios, suaves y con espacio suficiente para tener los ojos abiertos e incluso tener las gafas propias puestas. Por si alguno está más cómodo con ellas aunque no nos sirvan para nada.

Además aunque no hay grandes pruebas físicas es recomendable ir con ropa cómoda para moverse más libremente. Pensad que vais a estar a ciegas y os tendréis que guiar por los otros sentidos.

La edad mínima para jugar es a partir de 6 años acompañados de un adulto y a partir de 12 años solos. Si es necesario, la dificultad se puede graduar disminuyendo el nivel de oscuridad.

Más info en:

Concienciación y sensibilización

La experiencia que nos propone The Darkest Room es ideal para concienciar a empresas, escuelas y asociaciones sobre el trabajo en equipo y, especialmente, sobre lo que vive una persona con discapacidad visual o ceguera en el día a día.

Además ofrecen una sesión para grupos, como empresas o colegios, que combina escapar de la sala con charlas sobre la discapacidad visual, a cargo de personas autorizadas en la materia.

Letrero de The Darkest Room en relieve
Letrero de The Darkest Room en relieve

Nosotras aún no hemos tenido la oportunidad de probarla pero en nuestra próxima escapada a Madrid será lo primero que hagamos. Y, por supuesto, os lo contaremos tanto en este blog como en Proyecto Glirp.

Y ya que estamos por Madrid aprovecharemos para hacer algunas de las rutas que nos propone este artículo de Madrid: Ciudad Accesible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.