Luna, hembra de azor iberico ciega

La historia de Luna. Discapacidad visual más allá de los humanos.

No sólo los humanos tienen baja visión o ceguera. Luna también. Y hay muchas otras especies. Si ya es complicado para nosotros ¿Cómo será para cualquier animal carecer de un sentido tan esencial para poder sobrevivir en la naturaleza?

Hoy en Ver Sin Límites, como puedes comprobar, no hablaremos de accesibilidad ni tecnología. Pero es por una buena razón.

En León estamos de fiestas, San Froilán. Cada año por estas fechas se monta, entre otros eventos tradicionales y culturales, el Mercado Medieval de las Tres Culturas (cristina, árabe y judía).

Allí descubrimos una historia que nos ha encandilado y queremos compartirla con todos vosotros.

En el Mercado de las Tres culturas hay una zona donde se pueden contemplar diferentes aves de cetrería además de otros animales. También hacen demostraciones de vuelo y explican las características de las aves.

Sí, ya sabemos que mucha gente no apoya eso del cautiverio de los animales ni su uso para eventos de este tipo pero en este caso entenderás que estas acciones también sirven para ayudar a los animales.

Os vamos a contar la historia de Luna.

Luna, la azor ibérica

En la zona de cetrería se pueden admirar diferentes aves: búhos, águilas, halcones, azores… y entre ellos esta Luna.

Mientras las demás aves siguen con su mirada a los humanos que se paran a contemplarlas y les hacen gestos para que se muevan, Luna permanece de espaldas sin apenas moveres.

De vez en cuando ladea la cabeza siguiendo algún ruido o sacude levemente sus plumas.

No destaca por sus colores. Sus alas son de color gris ceniza y su parte delantera parece tener lineas blancas y grises debido a la diferente coloración de las plumas.

Tampoco por sus movimientos, ni siquiera es un animal conocido ¿Un azor? Pocos han oído hablar de ellos. Luna es una hembra de azor ibérico.

Allí en su barra, Luna permanece atenta al sonido. Sin embargo, llama nuestra atención su quietud. Hay algo en ella que me atrae y cuando Glo me lee su historia entiendo el porqué.

La historia de Luna

Bajo la barra donde se posa Luna podemos leer su historia:

«Hola, mi nombre es Luna. Soy una hembra de azor ibérico, nací el día 2 de junio de 2011 en Córdoba con un problema en la vista que tras varias visitas al veterinario y tratamiento fue aumentando hasta quedarme ciega. Tengo que dar las gracias a mis cuidadores porque con su ayuda he superado grandes barreras.»

La historia de Luna, la azor ciega
Luna y el cartel con su historia. Imagen de proyecto Glirp

Con estas pocas líneas podemos darnos cuenta de la increíble existencia de Luna.

Este tipo de aves dependen, y mucho, de su vista para poder sobrevivir, tanto para poder alimentarse como para poder escapar de sus depredadores.

Imagínate que hubiese sido de Luna si no tuviese unos cuidadores que le ayudasen a obtener su comida y a tener una vida plena a pesar de su ceguera. ¡8 años tiene ya!

Una mezcla de pena y orgullo al mismo tiempo nos invade. Bastante tiempo nos quedamos allí embobadas.

Gracias al aumento de la cámara de mi móvil pude percibir los detalles de su plumaje, su ojo derecho más hundido y donde apenas se atisba vida, su ojo izquierdo más abierto pero apenas sin brillo…

Luna soy yo y somos muchos

Luna me recuerda un poco a mí, a mi abuela sin su ojo, a mi madre, a tantas personas con discapacidad visual que lucharon y luchan cada día para superar sus barreras.

En un lateral del foco de la atención de la mayoría de la gente. Ajena a gran parte de lo que pasa alrededor. Intentando descifrar sonidos y traducirlos en imágenes o entes. Rehuyendo, en parte, la multitud que con tanto ruido ensordece la realidad.

Y a pesar de todo. La vida le sonría, nos sonríe,, nos da alas para seguir superando obstáculos.

No somos tan diferentes.

Quizá no te parezca mucho esta historia pero a nosotras nos ha llegado al corazón.

Porque si hablamos de superación, no sólo los humanos tenemos que luchar cada día. Y, sin embargo, y a la vez también podemos ser parte de una historia tan bonita como la de Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.