Cocina Aural logo

Cocina Aural: Cultura, sonido, cocina e inclusión en un solo proyecto


¿Quieres conocer un proyecto cultural e inclusivo que combina cocina y sonido? Te contamos todo sobre Cocina Aural

Muchas veces se critica a las redes sociales por alguna fauna que pulula por ellas, sin embargo, no debemos olvidar que tienen su lado positivo. Muy positivo. Conectarnos con gente que merece mucho la pena.

Gracias a Twitter conocimos un proyecto que seguiremos muy de cerca. Tuvimos la oportunidad de hablar con uno de sus creadores, Juan Manuel Aranda, y la encargada de comunicación, Isabel Pérez Gálvez.

Te contamos de que va esto de Cocina Aural y la interesante innovación que traen al mundo de los sonidos y la gastronomía.

Cocina aural. El proyecto.

Cocina Aural es un proyecto cultural que combina gastronomía, creación sonora e inclusión.

A través de talleres y otras actividades, invita a personas con discapacidad visual a explorar nuevas herramientas y vías de expresión en la cocina. El objetivo es centrarse en los sonidos producidos en este ámbito y tomarlos como base para una creación artística.

En resumen, poner el foco en los sonidos típicos de las acciones que hacemos cuando preparamos un plato y generar con ellos una pieza sonora.

Además de su innovadora visón del arte culinario y sonoro, Cocina Aural quiere ayudar a visibilizar y fomentar la participación de las personas con discapacidad en el tejido cultural local. Y, de ese modo, dar valor al colectivo y eliminar cualquier prejuicio que obstaculice su inclusión.

La auralidad

Todos sabemos qué es la cocina, la gastronomía, pero quizá no estemos tan familiarizados con el término «aural«.

La auralidad, tal y como ellos la explican, «hace referencia a la cultura de la escucha, a las relaciones que se producen entre las personas y los sonidos en un espacio y tiempo, a nivel cultural, político, perceptivo o psicológico».

El proyecto de Cocina Aural explora la cocina desde esa escucha. Propone a los participantes de su taller emplear su sensibilidad sensorial para establecer una relación directa entre el arte culinario y el sonido.

Cómo surgió Cocina Aural

La idea de Cocina Aural nació en Lucena, un pueblo de la provincia de Córdoba (España). Allí, un grupo de amigos, la asociación cultural Weekend Proms, unieron sus dos pasiones (y profesiones): la cocina y la música.

Siempre han estado involucrados en proyectos artísticos y culturales relacionados con ambos ámbitos pero un día se plantearon una pregunta clave: ¿Cómo sonaría la cocina? De ahí surgió Cocina Aural.

El proyecto fue uno de los seleccionado entre más de 300 candidaturas en la convocatoria de ‘Art for Change‘ de la Fundación La Caixa. El reconocimiento va acompañado de un premio económico para financiarlo.

Pero vayamos al principio. Empezaron a darle vueltas a la idea de arte sonoro culinario y llegaron al concepto de auralidad (que ya comentamos anteriormente).

Y esa importancia del sonido fue lo que llevó a los responsables del proyecto a pensar en las personas con discapacidad visual como ejes importantes del mismo.

Es de creencia extendida que las personas que no ven suelen utilizar más el sentido del oído para suplir esa carencia. No se trata de un superpoder como alguien pueda llegar a pensar, sino que podemos estar más habituados a valernos de los sonidos y sus matices. Una sensibilidad especial, un instinto de supervivencia o de percibir la vida.

El siguiente paso (incluso antes de presentarse a la convocatoria de La Caixa) fue buscar a esas personas con baja visón o ceguera así que se pusieron en contacto con ONCE Lucena para tener información sobre el colectivo y comprobar si el proyecto tenía sentido.

Para los creadores de Cocina Aural también era un reto poder romper esas barreras invisibles (o visibles) que a veces separan a la sociedad de las personas con discapacidad. De hecho, reconocen que aprendieron y siguen aprendiendo mucho de ellas gracias a este proyecto.

Cocina Aural cuenta además con el patrocinio tecnológico de Zoom y Audio-Technica, además de la colaboración en la difusión de ONCE y la participación de sus afiliados, el Instituto de Educación Secundaria Juan de Aréjula y el Ayuntamiento de Lucena, del sello discográfico local Food & Sound, y de la asociación cultural la Mitocondria.

Vídeo Presentación Cocina Aural – Arts for Change

Los talleres y fogones de Cocina Aural

Los talleres de Cocina Aural son el meollo del proyecto y donde se llevará a cabo toda la magia. Con una metodología participativa y experimental.

Esta primera edición tendrá lugar los fines de semana de abril a junio de 2021 en las instalaciones del Ciclo de Cocina y Gastronomía del IES Juan de Aréjula de Lucena. En total serán 24 horas divididas en 8 sesiones.

En ellos puede participar cualquier persona con discapacidad visual mayor de 16 años del municipio o de la provincia de Córdoba y alrededores.

El número máximo de participantes será de 18 y la convocatoria para apuntarse está abierta hasta el 25 de marzo.

A las personas interesadas se les hace una pequeña entrevista para conocerles un poco y explicarles la dinámica y características del proyecto.

No es necesario tener nociones de cocina, ni de sonido. Sólo hay que tener ganas de aprender y disfrutar creando. Los organizadores de Cocina Aural serán quienes proporcionen las herramientas necesarias, tal y como nos explicó Juan Manuel Aranda: «(Los participantes) van a poder aportar su perspectiva, aunque ellos piensen que la cocina es ajena a ellos. Para crear el arte sonoro o lo que pueda surgir, o la interpretación que hagan, nosotros vamos a darles unas herramientas y van a poder expresarse como sienten».

Según nos han contado Juan e Isabel, estos talleres creativos de recetas sonoras van a tener diferentes actividades relacionadas con la cocina y el sonido que no vamos a desvelar por ahora.

Sin embargo, el eje central de todo el proceso será elaborar una receta, grabar los sonidos de las diferentes acciones (pelar una cebolla, picar un ajo, hervir arroz, etc) y luego seleccionar los sonidos y transformarlos en una pieza sonora propia.

La transformación del audio es el quid de todo. Lo que ellos llaman «pasar por los fogones».

Cada participante hará su pequeño proyecto, su «Receta sonora«. Y las 18 resultantes serán recopiladas en un vinilo.

No se pretende que sean piezas magistrales, sino que expresen algo, lo que siente el autor. El resultado va a depender mucho la sensibilidad o preferencias de cada uno. Podría surgir algún audio más ambiental o algo más melódico pero es una incógnita. Habrá que esperar a la finalización de los talleres para describirlo

El proceso creativo y las decisiones van a estar en manos de los participantes: elegir receta, grabar sonidos, qué sonidos van a utilizar para su creación, formato del vinilo (textura del packaging, portada, etc)…

El resultado. Vinilo y ¿replicabilidad?

Como puedes comprobar, el proyecto está pensado a todo detalle. Y el hecho de registrar los resultados en un vinilo nos parece un gran acierto. Es como volver a la esencia de la música, la esencia del sonido que es lo importante en Cocina Aural.

Isabel nos explicó la razón de tan original propuesta: «Además del amor por el vinilo que hay entre la gente del proyecto, pensamos que era un soporte que representaba muy bien el espíritu, en el sentido de que es algo especial, es algo material, algo que es todo un ritual: tener el vinilo, olerlo, sentirlo. No es solo a nivel de calidad sino de la experiencia que tu tienes como un objeto especial en su conjunto«.

De hecho uno de los colaboradores es un sello discográfico local que se llama Food & Sound. su impulsor es cocinero y productor musical.

El vinilo se presentará probablemente a finales de septiembre, principios de octubre.

Habrá también una versión descargable para aquellos que no tengan opción de reproducirlo en el otro formato.

También es parte del proyecto participar en diferentes festivales de arte de la provincia en el último trimestre del año. Así como también realizar diferentes actividades relacionadas con el lanzamiento del vinilo. Todas estas acciones ayudarán a dar visibilidad a la labor creativa de las personas con discapacidad visual.

El futuro del proyecto

Cocina Aural no quiere ser un taller puntual en un lugar concreto. Su idea, desde el principio, es que pueda ser replicado en más lugares en un futuro.

En la web se registrará toda la información relacionada con el proyecto. Quieren que se convierta en una plataforma de difusión para que otros colectivos se interesen y, si es posible, se pueda disfrutar de la cocina y el sonido aural en muchas otras localizaciones.

Ejemplos de los aperitivos Cocina Aural

En sus redes sociales ya están compartiendo algunos «Aperitivos» o ejemplos de cuál es su filosofía y cómo van a trabajar con la comida y los sonidos. Estos clips sonoros están creados por uno de los colaboradores del proyecto, Food&Sound.

Te dejamos un ejemplo.

Impresionante ¿verdad?

Síguelos en sus redes para encontrar más:

Las personas que necesiten más información o tramitar su solicitud pueden escribir a cocinaural@gmail.com. Más información en la web del proyecto y en sus redes sociales.

Cocina Aural logo

Sin duda es un proyecto que seguiremos muy de cerca porque nos encanta su innovadora propuesta y también el mimo que tienen con cada detalle: vinilo, jerga gastronómica para los procesos, la inclusión de las personas con discapacidad visual…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.